Posts Tagged ‘politica’

El presidente Arturo Frondizi (1958-1962), durante su mandato, facilitó la presentación de candidatos peronistas en las elecciones provinciales del 18 de marzo de 1962, utilizando nombres partidarios nuevos, como el de Unión Popular, Partido Laborista, Tres Banderas, etc.

El peronismo sorprendió ganando en diez de las catorce provincias entonces existentes. El inesperado triunfo peronista produjo un planteo militar que llevó a Frondizi intervenir varias provincias. La medida sin embargo no pudo evitar el golpe de Estado que lo derrocó once días después, que anuló las elecciones y restableció las normas de represión y proscripción del peronismo.

Como en el resto del país, en San Salvador (Entre Ríos) hubo también elecciones municipales, en la que es elegido el candidato del Partido Desarrollista (que respondía a la UCRI): Don Cervantes Francisco Rodríguez, mi abuelo, quien no pudo asumir la intendencia tras el golpe a Frondizi. Sin embargo, al no pertenecer a la filas del peronismo, fue llamado por los Interventores provinciales para asumir la conducción del municipio hasta tanto se convoque nuevamente a elecciones. Algo que finalmente no aceptaría.

Mi abuelo era un hombre de una enorme convicción y en su relato siempre incluía una frase que lo denotaba: “En democracia o nada”.

Quizá su retrato nunca aparezca colgado dentro del Palacio Municipal de la ciudad que lo votó, pero contarles esta pequeña historia es también una forma de rendirle homenaje a su memoria y sobre todo a su inquebrantable convicción democrática.

MNR

Image

Advertisements

El Presupuesto Participativo consiste en un conjunto de actividades a través de las cuales se van definiendo paulatinamente las demandas sectoriales, las prioridades de la comunidad, los criterios de asignación de fondos y el programa de inversión de la Ciudad mediante la participación de la gente.

Para que la población haga un diagnóstico de sus necesidades, las cuantifique, elabore sus demandas, escoja las prioritarias y efectúe un seguimiento de la ejecución de tales acciones resulta de vital importancia, por un lado, que existan mecanismos que garanticen un flujo de información constante entre el gobierno y la sociedad y, por el otro, que se pongan sobre la mesa de discusión cuestiones tales como el urbanismo, el transporte público, la salud, la educación y la cultura.

En America Latina, el primer presupuesto participativo se dió en Porto Alegre (Brasil) en 1989 y en Argentina, la Municipalidad de Rosario fue la primera en llevarlo a cabo en 2002, en Entre Ríos las localidades de Crespo y Concepción del Uruguay tienen programas similares.

Las experiencias comparadas, fundamentalmente la de Porto Alegre, nos muestran como su aplicación ha permitido superar gran parte de los problemas que traen aparejados la concentración de poder, el despilfarro de recursos y la corrupción.

El Presupuesto Participativo ha permitido reducir las prácticas clientelísticas, ha estimulado la participación ciudadana, ha favorecido una más justa distribución del ingreso y se ha traducido en una mejor calidad de la representación.

En nuestra ciudad (San Salvador, Entre Ríos) el presupuesto anual del municipio es de alrededor de 30 millones de pesos, repartidos en distintas áreas entre las que se destacan Acción Social y Obras Públicas, dos áreas calientes de cualquier administración local. Fundamentalmente los presupuestos municipales se desarrollan a partir de un concepción ideológica que se plasma en las plataformas políticas, aunque no siempre sucede que vayan acompañados de una planificación para ejecutarlos. Muchas veces vemos casos de presupuestos que se exceden o se sub-ejecutan por esta falta de proyección temporal.

La participación ciudadana es una de las causas pendientes de los gobiernos municipales de nuestra ciudad, desde el retorno de la democracia. Generar esos espacios en tiempo y forma es un desafío que tendremos por delante. Bien utilizada puede ser un herramienta fundamental para el éxito de políticas inclusivas y sustentables.

Es necesario que aquellos que tienen el poder de tomar decisiones entiendan que se deben abrir los canales necesarios para transformar el mandato del pueblo en una realidad mas abierta y dinámica.

Decidir que ciudad queremos no es algo que debamos asumir cada cuatro años, hacerlo cotidiano, responsable y transparente nos hará dueños de nuestro propio destino.

MNR

Image

ImageDinamarca es uno de los estados de bienestar más modernos y desarrollados en el mundo. Sigue el modelo escandinavo de bienestar que garantiza una amplia protección social para todos. El sistema es universal, es decir, todos los ciudadanos tienen los mismos derechos, ventajas y beneficios que ofrece la sociedad, independientemente del lugar que ocupen en la sociedad. La forma en la que el modelo escandinavo ha decidido organizar y financiar su sistema de seguridad, sistema de salud y educación, es muy distinta de otros países europeos. El sistema es apoyado por todos los partidos políticos de Dinamarca que todos tienen la intención de preservarlo.

Los daneses tienen un alto grado de confianza tanto en sus conciudadanos como en las instituticiones políticas y la democracia. Según una encuesta internacional la sociedad danesa es la que más confía en el prójimo, la transparencia política en Dinamarca es muy alta y hay informes que afirman que Dinamarca es el país que experimenta menos corrupción en el mundo. Por lo tanto, la mayoría de los daneses apoya el nivel de impuestos porque saben que el dinero es manejado correctamente según las leyes del país y a favor del estado de bienestar que beneficia a todos. Finalmente, el concepto encaja con valores culturales como la democracia, la solidaridad, la colectividad, la igualdad y los derechos humanosque todos tienen una muy alta prioridad para los daneses. Ven el sistema de bienestar como un contrato social, por lo que se sienten moralmente obligados a contribuir a este sistema colectivoque representa un aspecto muy importante de la cultura danesa y el ser danés. Para los daneses, el estado de bienestar de Dinamarca es visto como algo único que no se encuentra en la mayoría de los países, por lo que mencionan esta característica específica al compararse y distinguirse de otros países.

Algunos beneficios del estado de bienestar de Dinamarca:

  • Educación gratuita de alta calidad (colegios, universidades, etc.)
  • Subsidio del estado para la educación (subsidio mensual para todos los estudiantes mayores de edad: 5384 Coronas danesas/725 Euros)
  • Servicio médico gratuito de alta calidad
  • Estancia gratuita en hospitales, también en los partos
  • No hay peajes
  • Pensión de vejez
  • Asistencia social
  • Subsidio de vivienda para personas con salarios bajos
  • Permiso por maternidad: 1 año (6 meses con salario completo)
  • Servicio gratis de biblioteca
El sistema de bienestar es financiado por el estado danés y por lo tanto requiere un alto nivel de impuestos. Dinamarca es el país que tiene los salarios más altos del mundo y una tasa de desempleo de 1,8%.

Los daneses están muy orgullosos de su país como modelo de estado de bienestar. Todos los partidos políticos representados en el Parlamento danés y prácticamente toda la población apoyan al mantenimiento del sistema. Aunque la gran mayoría de los daneses dan prioridad al bienestar y apoya al grado de bienestar que ofrece el estado en la actualidad, existe un debate constante sobre el grado de bienestar contra el nivel de impuestos. Existen grupos en la sociedad y partidos políticos que también apoyan una reducción de impuestos.

Cuando en 2007 el gobierno anunció una reducción de los impuestos, se convocaron huelgas y grandes manifestaciones populares pidiendo mayor prioridad a las condiciones sociales, los servicios públicos como la educación y la salud y el bienestar de la gente con el eslogan “Sí, al bienestar para todos – No a la reducción de impuestos”. Más de un 30% de la población opinó en el 2009 que los impuestos municipales deben ser elevados al nivel de antes. 

La actitud positiva ante los impuestos personales se debe a que los impuestos para los daneses están claramente relacionados con el grado de bienestar que ofrece el estado danés. Cada ciudadano experimenta los beneficios a diario que son muy evidentes para los daneses.

  • Dinamarca es uno de los mejores países del mundo para vivir, según el Índice de Prosperidad del Instituto Legatum 2010. El índice se basa en una definición de prosperidad que combina crecimiento económico con el nivel de libertades personales y democracia en un país, así como mediciones de felicidad y calidad de vida.
  •  Los daneses son la población más feliz y satisfecha del mundo, según varias encuestas de opinión e informes realizados a nivel mundial.
  • Dinamarca es el segundo país más pacífico y seguro del mundo según el Índice de Paz Global (2009). La tasa de delincuencia es baja, y las tensiones sociales y conflictos internos son prácticamente inexistentes.
  •  Dinamarca tiene los salarios más altos del mundo.
  • Dinamarca tiene el nivel más grande de igualdad de ingresos del mundo y hay una importante igualdad social.
  •  Dinamarca posee los impuestos más elevados de Europa, con un promedio alrededor de un 46% en el 2011, según el Ministerio de Impuestos.
  •  Dinamarca se encuentra entre los 5 países más caros del mundo, según Fred Vogel, gerente global del Programa de Comparación Internacional del Banco Mundial.
  • Dinamarca fue clasificado el país menos corrupto del mundo en los años 2008-2010, según Corruption Perceptions Index.
  •  Dinamarca tiene el mejor clima para hacer negocios en el mundo, según la revista de negocios Forbes en 2009.
  •  Desde 2008 la revista Monocle cataloga a la capital de Dinamarca Copenaghe como la mejor ciudad del mundo para vivir en su Top 20 World’s Most Livable Cities Chart.

 

Fuentes: Wikipedia