Archive for the ‘Historia’ Category

Los Carnavales de San Salvador, en Entre Ríos, tienen una particularidad que los hace únicos en el Litoral, desde hace mas de 50 años…. La simulación de un encierro de toros,  se ha hecho el acontecimiento mas popular del carnaval local y en el participan decenas de “toros”. Se podría decir que para un sansalvadoreño: sin “toros”  no hay corso.

Pero…¿de donde salieron los “toros”?

Las fiestas de San Fermín o sanfermines  son una celebración en honor a San Fermín que tiene lugar anualmente en la ciudad  de Pamplona, capital  de Navarra al Noreste de España. Los festejos comienzan con el lanzamiento del chupinazo (cohete) desde el balcón del Ayuntamiento  a las 12 del mediodía del 6 de julio y terminan a las 24h del 14 de julio con el “Pobre de mí”, una canción de despedida.

Una de las actividades más famosas de los sanfermines es el encierro, que consiste en un recorrido de 849 metros delante de los toros y que culmina en la plaza de toros. Los encierros tienen lugar todos los días entre el 7 y el 14 de julio y comienzan a las ocho de la mañana, con una duración promedio de entre dos y tres minutos. Son las corridas de toros mas famosas del mundo y congregan a  millones de personas.

Los españoles trajeron a América su gusto por la tauromaquia, es de decir los encierros o corridas de toros, de hecho México tiene la mayor cantidad de “Plazas de Toros”  después de España. Debido a lo terrible que resultar la utilización de los animales y la conciencia que ha tomado la sociedad sobre esto, muchos países, como el nuestro, han prohibido la tauromaquia. En Argentina, solo se da un caso excepcional, en Casabindo (Jujuy) con el denominado “Toreo de la vincha”, en donde no se lastima al toro, sólo hay que quitarle una vincha, el ritual dice que quien logre quitársela  deberá ofrendarla a la Virgen.

Particularmente en Centroamérica la tauromaquía se habia hecho muy popular pero comenzó a tener un fuerte rechazo social. Asi nació la incorporación de los denominados “Toritos de Petate”  en los Carnavales de Michoacán en México.

Pero las simulaciones de encierro de toros, con toros “falsos” es una costumbre africana, principalmente en las colonias africanas de origen español. Los nativos conocían la tauromaquia,  y la adaptaron a su situación de esclavos.

En el libro “¡Epa! ¡Epa! Toro prieto…”, del historiador Jorge Amós Martínez Ayala,  se afirma que:

Los toritos de petate son una tradición de origen africano traída por los esclavos de lengua bantú en el siglo XVII. Se extiende desde Humahuaca, en el norte de Argentina, hasta el sur de Estados Unidos. Y que por la disparidad de sitios donde se encuentra no se le puede atribuir un origen indígena. Señala que algunos investigadores han esgrimido el totemismo bantú como fuente originaria de los toros de petate, pero existen otros que consideran que es un punto aún oscuro. Curiosamente, el bumba-meu-boi de Pernambuco, en el norte brasileño, importador de esclavos bantú de las posesiones portuguesas del Congo, Angola y Mozambique, mantiene coincidencias con el toro de petate de Morelia.

Martinez Ayala también describe perfectamente a los toros de petate, con similares características a los nuestros:

El toro o buey es un armazón de madera recubierta con esteras, hojas, cuero de vaca, papel o cartón, con la figura de un bovino y la cabeza tallada en madera. A excepción de la danza registrada en el norte de Argentina donde la mojiganga es un sombrero. Los cuernos y alguna otra parte son realmente del animal. El cráneo, los cuernos y la cola son los más comunes. Se puede manipular la estructura: ya sea como un sombrero  o sobre los hombros del danzante, el cual se coloca dentro de ella y le da movimiento con los brazos, esta es la más común. Existe otra que cubre la cintura y es sostenida por tirantes de los hombros del bailarín, el cual asemeja que está montando al toro. La danza se realiza en los días de carnaval, preponderantemente.

¿… y como llegaron a los Corsos de San Salvador?

En San Salvador la simulación de un encierro de toros para el carnaval se hace al menos desde la década de 1950 y se mantiene hasta hoy. No se conoce cual fue origen o el motivo de tomar este tipo de festejo, pero los puntos antes expuestos nos aclaran un poco el panorama. Casi podemos afirmar que los “toros sansalvadoreños” forman parte de una tradición continental. Una tradición que es bien nuestra y ha estado presente haciendo de nuestro carnaval un festejo único.

Image

Bibliografía: Martínez Ayala, Jorge Amós; ” ¡Epa! ¡Epa! Toro prieto toro prieto toro prieto ¡Epa!”; Morelia, Michoacán, 2001.

Barrio Parque es uno de la veintena de barrios en los que se divide la ciudad de San Salvador, en la provincia de Entre Ríos. Está delimitado por la Avda. Entre Ríos, el Arroyo Cazafuz, la vías del ferrocarril Urquiza y la Ruta Nacional 18. Se denomina así desde 1994, cuando un grupo de vecinos intentó convertir  la antigua residencia de “Piquina” Malarín y otro sector lindante al Cazafuz en un gran Parque público; cosa que lamentablemente jamás sucedió.

Durante años el barrio fue conocido por un nombre mucho menos glamoroso.

La leyenda nos cuenta que dentro de los limites actuales , allá por los ’50, apenas vivían cuatro o cinco familias y que, como suele ocurrir en muchos otros sectores, el corazón del barrio era una improvisada cancha de fútbol, el potrero. Allí pasaban su tiempo un grupo de muchachos, que habían conformado un equipo de fútbol dirigidos por “Coti” Negrete.

Fue así que improvisaron los arcos, delimitaron el terreno de juego y plantaron bandera. Gran sorpresa fue la que se llevó Doña Segón – vecina del lugar – cuando vió que desde el mástil de la cancha flameaban sus blancos calzones cortos, que recién había sacado al sol.

Esa travesura terminó por inmortalizarse y bautizó a este sector de la ciudad con el popular nombre de·Barrio del “Calzón Corto”.

MNR

Image

Mi apellido, como el de todos, tiene una historia detrás… una historia traída en barco desde España, una historia que mucho  ha tenido que ver con mi lugar en el mundo.

Rodríguez es un apellido patronímico originario del antiguo Reino de León. Su origen se remonta a la Edad Media, probablemente anterior al siglo XI. Significa hijo de Rodrigo. Es el segundo apellido mas común de Argentina (detrás de los Gonzalez, que casualmente es el apellido de mi madre).

Pero la historia no queda ahí… Rodriguez Escudero es el apellido compuesto que llevaron mis ancestros, y que tiene una connotación de nobleza en su descripción, según el Tesoro de la Lengua, publicado en 1611:

El hidalgo que lleva el escudo al caballero, en tanto que no pelea con él. En la paz, los escuderos sirven a los grandes señores, de acompañar delante de sus personas, asistir en la antecámara y sala; otros están en sus casas, y llevan acostamiento de los señores, acudiendo a sus obligaciones militares o cortesanas a tiempos ciertos; los que tienen alguna pasada (es decir aquellos con mayores fortunas) huelgan más de estar en sus casas que de servir, por lo poco que medran y lo mucho que les ocupan.

Se llamaba escuderos a aquellos hombres que, por la nobleza de su linaje, reunían las condiciones para ser armados caballeros aún cuando no llegaran nunca a alcanzar esta dignidad.

Dejando de lado la toponimia, vayamos a la historia detras del nombre. Mi tatarabuelo fue Don Zoilo Rodriguez Escudero, un condecorado militar español que llegó a América para defender los intereses de la península y terminó abrazando la libertad del Nuevo Mundo. Su hijo, Don Ángel Rodriguez Escudero, vino tras sus pasos. Los dos tuvieron mucho que ver con los primeros años de San Salvador, pero cada uno con sus convicciones.

Un caso curioso es que ambos fueron Presidentes de la Honorable Junta de Fomento de San Salvador, en la década del ’20, y que Don Zoilo le pasó el mando a su hijo Angel, sin embargo ambos eran RIVALES POLÍTICOS, ya que Zoilo había llegado al poder gracias al Partido Conservador y pretendía una reelección, mientras que Angel era el flamante candidato de la UCR .

La cuestión es que el padre termina perdiendo las elecciones en manos de su hijo opositor, una curiosidad familiar, de las muchas que ya les iré contando.

MNR

Image

La historia se construye de verdades,  algunas mas verdaderas que otras pero, en fin,  sucesos que marcaron un antes y después.

San Salvador, en la Provincia de Entre Ríos tiene 122  años bien llevados, además de ser el lugar donde nací, tiene mucho que contar.

El mito de la fundación

La historia oficial nos cuenta que San Salvador fue fundada la Navidad de 1889 por el Coronel Miguel Pedro Atanasio Malarín… pero ¿es esto cierto?.

En parte si, pero fueron los padres del Coronel, especialmente su madre Aurora Saint-Sauver quienes impulsaron la iniciativa,  y sus hijos Miguel, Francisco y Oscar quienes la llevaron adelante. Seguramente el grado militar de Miguel contribuyó a que su figura fuera la mas resaltada en la historia.  De hecho el primer administrador de la Colonia no fue  Miguel Malarín, si  no su hermano Francisco. El Coronel se radicaría definitivamente en San Salvador recién en 1929,  sin embargo tuvo un papel fundamental en el proceso colonización, debido a sus “contactos” con el poder político en la provincia y la nación.

La fundación de San Salvador pasó por tres etapas; la primera de tramitación jurídica basada en la legislación de 1888, la segunda de carácter simbólico, cuando el 25 de Diciembre de 1889 se instala la primer familia criolla, y una tercera etapa “de hecho” ocurrida en 1890 cuando se afincan las familias que se transformaron en los primeros habitantes y se constituye administrativamente la Colonia. Sin embargo, se toma oficialmente al 25 de Diciembre de 1889 como fecha recordatoria de la fundación de la ciudad.

El mito de los Pioneros

A San Salvador se la suele denominar como un “Crisol de Razas” debido a su constitución multi-étnica. Los inmigrantes de varias nacionalidades entre las que se cuentan alemanes, judios, suizos, italianos, sirios, libaneses, ucranianos… en fin, nuestros “abuelos gringos” son popularmente conocidos como los “primeros pobladores de la ciudad”… pero ¿es esto cierto?.

En realidad los primeros pobladores de la ciudad no fueron inmigrantes rubios y de ojos azules, sino familias criollas que se hallaban dispersas viviendo en la zona del Arroyo Grande y un grupo de presos del Penal de Gualeguaychú que trabajaban en la cosecha.

Los inmigrantes alemanes, que fueron los primeros en llegar en 1890, no duraron mas de un año en la Colonia.  Fue  a principios del Siglo XX y con el ferrocarril recién estrenado,  cuando las colectividades serian las indiscutibles protagonistas de la historia local.

El mito de los bulevares

Las calles de San Salvador tienen una peculiar disposición que las hacen únicas en el país, hay un bulevar cada cuatro cuadras y hasta algunos dicen que los planos de la ciudad fueron ideados por Pedro Benoit (Ingeniero que diseño la Ciudad de La Plata), pero ¿es esto cierto?

De hecho la utilización de los bulevares es un dato curioso en la fisonomía urbana de nuestra ciudad. Si bien hay muchas ciudades que utilizan ese recurso, la forma en la que se disponen en San Salvador es un hecho al menos original, no sé si único.

Lo de Benoit es mas discutible y no hay fuentes históricas que los comprueben, es decir que estamos ante un verdadero mito. Y si bien la utilización de bulevares en el diseño urbano es una de las características fundamentales de la ciudad de La Plata, es probable que en San Salvador se haya replicado la idea, mas como una cuestión de “moda” que como una instructiva del propio Ingeniero Benoit.

El mito del correo

El edificio de dos plantas de Correos y Telegrafos está ubicado en calle Francisco Ramirez, entre Tomás de Rocamora y Primera Junta. Fue construído en 1940.  Según la historia popular  tenía como destino final a la Ciudad de San Salvador pero de JUJUY! … pero ¿es esto cierto?

La desmesurada proporción del edificio, con características antisísmicas, para una localidad ubicada en plena Llanura Pampeana y  que por entonces no superaba los 1.500 habitantes, alimenta esta curiosa creencia popular. Aparentemente una confusión con el nombre ambas ciudades, hizo que el edificio se construya en Entre Ríos.

Si lo comparamos con otros edificios de ciudades que incluso nos superen en habitantes, podemos advertir que el edificio de nuestro correo es enorme. Imagínense que por aquel entonces la Municipalidad era casi un ranchito y el pueblo era apenas un caserío. Sin embargo mas alla de que los indicios son muchos esta afirmación sigue siendo un mito, un verdadera “Leyenda urbana”.

El mito de una visita ilustre

La Estación San Salvador fue construida en 1902 en estilo inglés, típico de las estaciones ferroviarias del litoral. Hoy convertida en Museo, la estación esta llena de rincones nostálgicos que nos invitan a remontarnos a un tiempo donde el corazón de la ciudad latía en sus andenes . Un relato popular afirma que en esta estación se bajó el Presidente Marcelo T. de Alvear en su viaje oficial a Concordia… pero ¿es esto cierto?

Marcelo Torcuato de Alvear asumió la presidencia de Argentina el 12 de Octubre de 1922, casi dos años después visitó por primera vez la provincia de Entre Ríos y lo hizo a bordo de un comboy ferroviario que lo llevo desde Buenos Aires hasta Concordia. Alvear tenía dentro de sus colaboradores mas allegados a un inmigrante judío nacido en Colonia Berro a pocos kilómetros de San Salvador, su nombre era Enrique Dragún.  Justamente habría sido Dragún quien instó al presidente a que se baje en la Estación San Salvador. Algunos afirman que incluso recorrió las calles de nuestro pueblo con el entonces Presidente Municipal, Don Eleazar Lopez.

Como la visita no fue “oficial” no hay registros mas que los dichos, por lo tanto por ahora es solo un mito.

—-

Ciertos o no los mitos son parte de nuestra historia, una historia que construimos todos y que esta formada por muchos fragmentos. Recuerden que siempre depende del cristal con el que se mira.

MNR

FUENTES:

Prof. Marta Nikel – Archivo Histórico Municipal – Dn. Pascual Rivelis

Síntesis Histórica de San Salvador  de “La Semana” – 2005