Vivir en la ciudad del arroz, San Salvador (Entre Ríos)

Posted: March 6, 2010 in entre rios, interes general
Tags: , , , , ,

Empresas que jubilen a sus empelados a los 30 años, niños que nacen con malformaciones,  casos de intoxicación, hombres y mujeres con problemas respiratorios y una extensa nube de polvo que nos cubre todos los días. Sí, estoy hablando de San Salvador, la Capital Nacional del Arroz.

La Cuenca arrocerra entrerriana es la mas importante del país y comprende los departamentos de Villaguay, Colón, Concordia, Uruguay, La Paz, Federación y San Salvador. Es en la cabecera de éste último donde se da el mayor desarrollo industrial, casi una 3/4 parte del arroz nacional se industrializa aquí.

Es imposible no notar este fenómeno al ingresar por la ruta nacional 18 a San Salvador, desde el este o el oeste, ya que serán recibido por una decena de molinos arroceros que industrializan y comercializan es su mayoría arroz, pero también soja, sorgo, maiz o trigo. Darnos cuenta que esta localidad entrerriana gira en torno a la actividad agrícola industrial es casi una obviedad. La Cooperativa Arrocera de San Salvador, por ejemplo, es el centro arrocero mas importante del país y está ubicada a 3 cuadras de la plaza principal.

Esta actividad le ha dado renombre a nuestra ciudad y relevancia en el ámbito nacional e internacional y ha fortalecido un sentido de pertenencia económica regional, que incluso le valió para convertirse en la cabecera del  17º departamento entrerriano en 1995.

Vivir más de 20 años aquí  también me ha servido para conocer la otra cara de la moneda, quizás el lado oscuro de una realidad con apariencias de pujanza y desarrollo. Muchos sansalvadoreños sabrán de lo que hablo, a los demás los invito una semanita con gastos pagos a mi casa, frente a un molino arrocero.

Espero que con este post no se piense que estoy en contra del desarrollo del pueblo, que obviamente es importante porque nos pone en un lugar privilegiado. Para que se den una idea, si tomáramos la Producción Bruta del Departamento San Salvador y la  comparáramos con la de algunos departamentos que nos quintuplican en tamaño y población, seguramente los superaríamos  Pero a todo esto, la pregunta que me hago es si ese desarrollo es responsable y si además del dinero ( hablamos de muchos millones)  se tienen en cuenta otros factores como el desarrollo humano, el medio ambiente, la calidad de vida, etc.

Hace unos meses, en una charla informal con un conocido me enteré lo que pasa en un molino arrocero de una firma extrajera radicado en San Salvador y lo que escuché me pareció realmente alarmante. La cuestión es que esta persona me contaba casos de “jubilación anticipada” a empleados que no superan los 40 años, ¿La causa? … INCAPACIDAD. Parece ser que  se generan problemas de circulación en las extremidades de empleados que están mas expuestos al contacto con el arroz o soja y que la empresa, ante esta situación, decide darles una jubilación anticipada, seguramente ante el temor de que “se  salga a hablar del tema”.  No se si esto se repita en otros molinos, pero es realmente un tema delicado.

Otro caso parecido me pasó hace unos días en Concordia, cuando una doctora especialista en enfermedades respiratorias me comentó sobre la cantidad inusualmente alta de pacientes sansalvadoreños que se tratan en esa ciudad con afecciones similares, sobre todo niños.

En la calle, el tema también se habla… Se dice que la cantidad de  personas con problemas respiratorios es cada vez mayor,  que hay muchos casos de cáncer de pulmón e incluso de demandas judiciales a empresas con plantas industriales en el casco urbano.

Sé también que algunas de estas empresas utilizan métodos para minimizar el impacto ambiental, sobre todo del polvillo que genera el arroz. Pero si de algo estoy seguro es que en San Salvador, literalmente   se respira arroz  y que sin dudas eso trae trastornos a sus pobladores.

El tema ahora es ver que solución podemos darles a todo esto como sociedad… y antes que nada, dejar de callar, de hacernos los dormidos o mirar para otro lado. Si queremos un mejor lugar donde vivir, en todo sentido, lo primero será ocuparnos para lograrlo. Yo, sí quiero… y usted?

About these ads
Comments
  1. jose luis says:

    Hey, quien escribe esto??? que tal el CO2 de EEUU o la UE, que tal la radiactividad de Japón??? y el cáncer de cerebro que causa el uso de los teléfonos celulares??? Chico (a) estamos en el siglo XXI y el mundo paso los 7.000 M de habitantes, no hay guerras y/o pestes que controlen el crecimiento demográfico y la expectativa de vida SE ALARGA. Ademas el estandar de vida de San Salvador ha crecido. Jubilación anticipada??? tengo mis 50 vividos en San Salvador y PRODUCIENDO ARROZ!!! el polvillo nos MEJORO LA CALIDAD DE VIDA!!! ja ja

    • mattrodri says:

      Gracias por tu opinión. De todas maneras una cosa no quita la otra, no podemos solucionar los problemas de Japón, EUA o Europa pero si podemos ser concientes de que nuestras acciones tendrán sus consecuencias en las generaciones que vendrán, pensar que podamos hacerlo mejor seria un buen paso…. sobre todo sabiendo que nos quedan unos 5 mil millones de años para lograr entender que la calidad de vida no solo la da el dinero. Un saludo, gracias por leer.

  2. Alfredo Robles says:

    Que EEUU y la Unión Europea hagan daños irreparables no quiere decir que lo tenga que hacer el resto de la humanidad. Me da mucha bronca cuando ante cualquier reclamo de éste tipo, siempre se dice que los EEUU y Europa tambien lo hace. Si, ya se que lo hacen, lo que tambien sé es que porque ellos lo hagan no significa que esté bien y que esta permitido. Son seres humanos y cometen errores como en cualquier parte del planeta. No admiremos siempre en lo que ellos hacen. Son gran parte responsables de lo que pasa en el planeta. Y creo que mucho no les importa. Gracias.

  3. Gisela says:

    comparto tu inquietud acerca del “desarrollo”. Hay que ver que lo que se entiende por progreso no sea mortal para algunas personas, que el impacto del desarrollo y el progreso no sea ninguna enfermedad. Por su puesto que hay muchos intereses económicos detrás. Y que para que este modo de producción esté vigente hay alianzas que le dan legitimidad, que invisibilizan la gravedad. “El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los oprimidos” dijo Simone de Beauvoir. Hay quienes en desacuerdo con estas últimas marchas realizadas en San Salvador, porque “es una fuente de trabajo”, porque “no se puede hacer nada”, que “nada se va a lograr”. Tiene lógica? no involucrarse y sostener una situación que sabemos enferma?. Seguro que detrás está el miedo a perder la fuente laboral pero.. Yo creo que se pueden hacer muchas cosas, que falta capacitación y concientización en la comunidad en general y en particular sobre los manejos responsables de las sustancias tóxicas; y por supuesto respuestas estructurales, pero estas no van a avenir por sí solas si nos quedamos de brazos cruzados esperando, paralizados por el miedo. El polvillo del arroz ya era un gran contaminante 20 años atrás, hoy nos encontramos con situaciones mas nocivas. ¿Se puede ver la gravedad de la situación? No nos acostumbremos a esto. Exijamos los estudios y los controles correspondientes y controlemos en esto también al Estado.

    • mattrodri says:

      San Salvador jamas tuvo un proyecto de ciudad concreto, ‘largoplazista’, inclusivo y responsable… terminamos siempre pateando el problema. De todos modos aún estamos a tiempo, esa es la buena noticia. Gracias por tu comentario

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s